En España, como en el resto de países, el sector de las viviendas vacacionales está cogiendo mucho auge. Por este motivo, Andalucía es una de las ocho comunidades españolas que ha empezado a regular este sector mediante el Decreto 28/2016.

Tienes que saber que a partir del 11 de Mayo del 2016, si tienes una vivienda en Andalucía publicada en webs como Airbnb, Booking.com, Wimdu o en cualquier otro soporte publicitario, tu vivienda está considerada como vivienda con fines turístico o vacacional y para que puedas ejercer dicha actividad debes darla de alta en el Registro de Turismo de Andalucía.

¿Con qué objetivo se quiere regular las viviendas turísticas?

Los principales objetivos son:

  • Crear un censo de viviendas vacacionales en Andalucía. Al obligar a registrar la actividad en el Registro de Turismo de Andalucía, se consigue eliminar la competencia desleal en la actividad turística y también luchar contra el fraude fiscal.
  • Aumentar la seguridad pública. Como en cualquier alojamiento turístico, el propietario o titular de la vivienda debe cumplimentar el libro-registro de viajeros, además como la presentación de los partes de entrada de viajeros a la policía.
  • Proteger a los usuarios. Esto se hace mediante los requisitos que deben de cumplir las viviendas vacacionales en Andalucía.
  • Protección del medio ambiente y del entorno urbano.

Así que si alquilas una vivienda completa o por habitaciones en plataformas como Airbnb, Wimdu, Booking.com o a través de una inmobiliaria, tu actividad para que sea legal debe de cumplir una serie de requisitos para registrarla y así continuar con dicha actividad.

Requisitos de las viviendas vacacional en Andalucía

¿Qué requisitos debe cumplir mi vivienda vacacional en Andalucía?

Los 15 requisitos para que puedas inscribir una vivienda como de tipo vacacional o fines turísticos son los siguientes:

 

1.- Disponer de licencia de ocupación. Si no la tienes, la puedes solicitar en el área de Urbanismo del Ayuntamiento donde esté la vivienda. Si al solicitarla no la disponen debido a la antigüedad de la vivienda, tienes la opción de solicitar un certificado de habitabilidad.

2.- Las habitaciones tendrán ventilación directa al exterior o a patios y algún sistema de oscurecimiento de las ventanas. Este requisito no es obligatorio si la vivienda o el edificio donde se encuentre está catalogado como Bien de Interés Cultural.

3.- La vivienda tiene que estar amueblada y dotada de los aparatos y enseres necesarios para su uso inmediato.

4.- Refrigeración por elementos fijos en las habitaciones y salones, cuando el período de funcionamiento comprenda los meses de mayo a septiembre. Si el periodo de funcionamiento comprende los meses de octubre a abril, ambos inclusive, deberán contar con calefacción. Este requisito no es obligatorio si la vivienda o el edificio donde se encuentre está catalogado como Bien de Interés Cultural. Y no son válidos los ventiladores, radiadores móviles.

5.- Botiquín de primeros auxilios.

6.- Disponer de información turística de la zona (lugares de ocio, restaurantes y cafeterías, comercios y tiendas de alimentos, aparcamientos, servicios médicos, transporte urbano, plano de la localidad y guía de espectáculos).

7.- Disponer de Hojas de Quejas y Reclamaciones a disposición de los usuarios y un cartel indicándolo en un lugar visible.

8.- Limpieza de la vivienda a la entrada y salida de nuevos clientes.

9.- Tener ropa de cama, lencería, menaje de casa en general en función de la ocupación de la vivienda.

10.- Disponer de un juego de reposición de cama y toallas.

11.- Facilitar a los usuarios un número de teléfono para atender y resolver de forma inmediata, cualquier consulta o incidencia relativa a la vivienda.

12.- Tener en la vivienda la información e instrucciones de funcionamiento de electrodomésticos u otros dispositivos que lo requieran.

13.- Informar a los clientes de las normas internas relativas al uso de las instalaciones, dependencias y equipos de la vivienda, así como la admisión y existencia de mascotas en la vivienda, restricciones para personas fumadoras, etc.

14.- Los precios del servicio de alojamiento deberán figurar expuestos en la vivienda.

15.- Tener un libro-registro de viajeros: así como presentar o remitir el parte de entrada de viajeros a la Comisaría de Policía o Guardia Civil, en su caso.

De modo que si estas alquilando tu casa o habitaciones en Airbnb u otras plataformas no te olvides de verificar que tu casa cumple con los requisitos para darla de alta en el Registro de Turismo de Andalucía.

En el caso que no estés de alta estarás ejerciendo en la clandestinidad y si te pillan, la sanción establecida en la Ley 13/2011, de 23 de diciembre es de una multa de 2.000 a 18.000 euros.

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Imagen: Diseñado por Freepik